miércoles, 12 de diciembre de 2007

El niño con el pijama de rayas

La lectura de El niño con el pijama de rayas, de John Boyne, ha venido a corroborar la ineptitud de mi cerbro para vislumbrar grandes éxitos literarios. Si me dedicara al mundo editorial, acabaría con mis huesos en cualquier esquina del metro pidiendo, más que dinero, clemencia. O, más que clemencia, dinero. Así que dejaré ese trabajo en manos de verdaderos profesionales.

Digo esto porque he leído El niño con el pijama de rayas, que ha arrasado en las librerías de Irlanda, España y medio mundo, del que hablan hasta personas que habitualmente no emplean su tiempo en la lectura (quizás la saga de Harry Potter); he leído El niño..., digo, y no me ha parecido gran cosa; una novelita curiosa y poco más.

No soy muy dado a leer los libros de moda de cada momento (Código Da Vinci, etc.). Me embarqué en la lectura de la novela de John Boyne a través de Adela, que lo compró por los encendidos elogios que le dedicaban sus compañeras del Departamento de Lengua. El editor ha ideado, además, un método infalible para excitar la curiosidad del lector potencial: declarar secreto el argumento, porque conocerlo "estropearía la experiencia de su lectura". Sabían que había que mantener la discreción las compañeras de Adela, algún compañero mío, Adela y yo mismo, y nadie se fue de la lengua ni lo más mínimo (incluso soportando torturas), así que no esperen que revele en estas líneas un misterio que en realidad no es tal: uno descubre a las pocas páginas de qué va el invento (tal vez porque está sobreaviso) y por eso el enigma me parece más que nada publicidad, puro marketing.

No desvelaré, pues, el arcano. Sólo comentaré que los hechos están contados desde el punto de vista de un niño y que eso determina la sencillez extrema que preside toda la novela. El editor aprovecha esa sencillez para recomendársela a adultos y a niños desde los 13 años (no cabe duda de que el tipo es listo). Mi recomendación sería la contraria: me parece que es un libro para niños que puede leer, si lo desea, algún adulto. Tras su arrollador éxito, me he alegrado de no ser editor, porque para subsistir tendría que recurrir sin duda alguna a la delicuencia (más o menos) organizada.



¿Qué le ha parecido El niño con el pijama de rayas de John Boyne?

11 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué razón tienes. Este libro hasta merece figurar al frente de las recomendaciones pedagógicas de nuestros alumnos para que sigan suspendiendo en PISA... con eso creo que lo he dicho todo.
¿Dónde están los clásicos? ¿Dónde se ha ocultado la novela en los últimos años?

Avellaneda dijo...

Hola, creo que es la primera vez que comento en tu blog pero me ha llamado la atención tu post y es que veo este libro por todas partes, es algo increíble cómo nos meten lo que "debemos" leer
Y te lo dice una que se leyó "El código da Vinci" que no le gustó nada y que, además, cometió el GRAN error de ir a ver la película! (aunque Ver a Tom Hanks con esa cara de peroquecoñohagoyoenestapeli, no tiene precio...)
También es cierto que si un niño se engancha a la lectura por un libro como éste, bienvenido sea pero ¡leñe! que no sean tan dictatoriales en las tiendas!

Definitivamente, este libro no será uno de los que lea.

Saludos

Kalikrates dijo...

Pues ya lo han dicho casi todo los anteriores comentaristas. Aunque hay que reconocerle algunos resursos literarios no habituales en "best sellers", desde luego no pasará a la historia ni nos cambiará los valores morales; ¿alguien recuerda "La conjura de los necios?", "Momo", "La historia interminable" o "El código da Vinci"?
Un abrazo

nerea dijo...

Me paso con "El código da Vinci", me gustó pero como un libro más (otros de ese estilo me gustaron mucho más) y no como el super libro que todo el mundo estaba diciendo que era. Es mas, me da que seguramente me hubiese gustado más si la gente no hubiera sido tan "pesada" pq así no hubiese esperado un gran libro y no me hubiese encontrado con uno normal... Así que es del todo probable que me pasará lo mismo con el libro este...

Besicos!

nerea dijo...

Yo si recuerdo "Momo" pero recuerdo la pelicula ¿era el de los hombres grises no? y que no me gustó nada y que decidí que no quería leer el libro... uf... ¿y el principito como libro infantil?... ese sí me lo leí y no me gusto nada de nada de nada....

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

PPPAaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaabloooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

manuel-tuccitano dijo...

Bueno si se lee, para entretener la mente, no está mal...yo la verdad es que no sé que es un buen libro...una buena historia si, eso si se lo que es...pero un buen libro.... ocurre como con las películas...hay gustos para todo..
Los clásicos, se deben exigir...aunque no sean de interés de nuestros alumnos y alumnas...igual que la visita a los museos...debería ser obligada

El libro ese...no creo que lo lea... yo leo lo que me viene en gana, no lo que me anuncian...
Un abrazo...

Mariale divagando dijo...

No lo he leído, de manera que no puedo opinar.

Orleans dijo...

No me leí ese libro.Paso de Codigos Da Vincis y similares,prefiero hacerme con cualquier novela de Almudena Grandes,por ejemplo.Aún así,y como el temita se puso tan de moda,me compré La cena secreta de Javier Serra,que ofrece una visión más surrealisa si cabe.Un saludo.

Susana dijo...

No lo he leido, así que nu se. Pero es cierto que últimamente no compro ni leo novedades. Me parecen pura estafa todas. Estafa en el sentido literal.

Así que paseo por la biblioteca (me sale gratis) y además encuentro cosas interesantes.

un abrazo

P.D Por mi tierra, donde siempre se ha jactado el mundo cultureta de que es ciudad de editores es peor, o escribes en catalán o ni te escuchan. La otra puerta te la abre si tienes, el padrino ;-). Y si no, te ofrecen que te pagues la edición de tu bolsillo. Es lo que hay... El mundo editorial no es lo que era sin duda.

Merche Pallarés dijo...

Yo tampoco lo he leido ni, por supuesto, pienso hacerlo pero sé de él porque el otro dia en el programa Hoy por Hoy de Francino estuvieron comentándolo durante media hora!! Sí leí el famoso "Código..." pero el final fue super decepcionante. No vi la peli. Desafortunadamente vivimos en una época donde los medios nos comen el coco a base de bien... Besotes, M.