lunes, 28 de abril de 2008

Platón, el mito de la caverna y Josef Fritzl


El filósofo Platón consideraba que nuestros sentidos no eran capaces de percibir el mundo real. Los seres humanos vivíamos, pues, encerrados en el mundo sensible, lejos del mundo de las ideas, al que iban las almas cuando lograban liberarse del cuerpo. Para explicar este contrasentido, Platón escribió en La república un relato alegórico conocido como "el mito de la caverna". En una cueva viven varios prisioneros atados de pies y manos. No pueden moverse y sus ojos no ven más que las sombras que la luz de una hoguera proyecta sobre una pared de la caverna. Con gran esfuerzo, uno de los reos logra romper sus ataduras y salir al mundo real. Después de descubrir la belleza de un lugar que sólo conocía a través de sombras, el preso liberado vuelve a rescatar a sus compañeros. La caverna es en realidad una metáfora del mundo sensible y el mundo real, de ese mundo de las ideas cuya existencia quería demostrar Platón con esta historia.

Ahora sabemos que los cautivos de Platón son austríacos. Algunos nietos (y a la vez hijos) que Josef Fritzl tuvo con su hija Elisabeth han vivido en la caverna durante casi veinte años sin conocer el mundo real más que a través de una televisión que hacía las veces de la pared del antiguo mito. Hace apenas unos días fueron liberados. Cuando los presos hayan sentido en sus ojos la luz del sol, se habrán sentido como en el cielo, almas oscuras que se han encontrado de repente vagando por el Paraíso.
Lea la noticia en El País o en El Mundo

6 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡SURPRISE! Estás escribiendo mas a menudo ahora... Volviendo al tema. Sí, lo de la familia austriaca es increible. Me pregunto como esa hija pudo parir sola en el sótano ¡siete hijos! Y la madre sin enterarse... Por mucho que el padre dijera que se había fugado con una secta, las madres no somos tontas y tenemos un sexto sentido referente a los hijos. Lo más espeluznante es que ella tambien estaría en el ajo. Horror - mucho peor que "La Caverna" de Platón... Besotes, M.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Es realmente increíble la historia de este ser repugnante.
Un beso.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Inaudito. El ser humano se supera a sí mismo para bien y para mal.
Besos,
Diego

manuel-tuccitano dijo...

Cada vez más estoy convencido de que cada vez el ser humano es más perverso...terrible la historia...guión de pelicula gore...saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué pena damos los seres humanos.

peterpan'sdream dijo...

siempre me encantó el mito de la caverna^^