martes, 25 de noviembre de 2008

Traducciones literales I (el aguijón en el vocablo)

Con las elecciones de EE.UU. y el flamante equipo de gobierno que día a día vamos leyendo en la prensa y vemos en televisión e internet compruebo por enésima vez la pereza mental que inunda el periodismo cuando se trata de traducir términos de otros idiomas (en particular, del inglés) al nuestro. Aunque el periodista cuenta con la dificultad (y la excusa) del apresuramiento, de la inmediatez, lo cierto es que la traducción literal asoma la cabeza en novelas y otros textos que pueden estudiarse con más detenimiento, como contaba hace ya tiempo Javier Marías en El País Semanal.

La rapidez que implica la noticia no exime al periodista de la falta que comete cuando se incurre en ella hasta la saciedad o cuando se repite mecánicamente sin reparar en su significado en español o en que ya existen las palabras precisas en castellano para denominar aquello que ha de traducirse. Las traducciones literales al principio chirrían, pero luego se van adaptando a nuestro discurso. Nuestros oídos, desde luego, se acostumbran a todo.
El día de las elecciones americanas los oídos me lloraban ya de escuchar continuamente las palabras "votos electorales" y "votos populares". Venían a mis oídos y se enseñoreaban de ellos como música de las estrellas. Y en el hartazgo que se iba apoderando de todo mi ser, acabé reflexionando sobre el significado de "votos populares" y "votos electorales". ¿Qué coño quería decir eso? Deduje por mis propios medios que el sintagma "votos populares" venía a referirse a lo que en España llamamos "votos" a secas, y los "votos electorales" a lo que denominamos "escaños" o bien en este caso "delegados". ¿Por qué entonces repetir continuamente eso tan americano de "votos electorales" y "votos populares" si tenemos prácticamente que imaginarnos su significado?
(Continuará)

13 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Ay, esas traducciones hechas sin gracia ni exactitud... cómo nos han destrozado las noticias y la literatura extranjera.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Eso pasa por contratar a lectoresde inglés...en lugar de verdaderos traductores...saludos

fernando dijo...

se suele dar una tendencia: si un bobo dice una tontería, aútomáticametne todos los tontos la repiten sin parar.

un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Me parece que cometí el mismo error, escribí "votos electorales" en una de mis respuestas a un comentario en el post "Obama" ¡No tengo perdón de dios o quien sea! Mea culpa, mea culpa. Besotes, M.
P.D. Aunque un dia, por curiosidad, vi la traducción al inglés de Google de un artículo de FERNANDO MANERO y era ¡horripilante! Chirriaba mucho. O sea que en todos lados cuecen habas, querido Pablo.

adalf dijo...

Ayer un alumno me preguntaba por qué la película de Al Gore, Una verdad incómoda, no se titulaba Una verdad inconveniente. En inglés es A inconvenient true. Como vemos no hace falta tener ni el Graduado en Educación Secundaria para traducir correctamente del inglés. Un beso. Adela

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Me apunto al comentario de Tuccitano.
Besos,
Diego

Nuria. dijo...

Lo que puede cambiar una traducción...madre mia...
un beso
Nuria.

Merche Pallarés dijo...

¡Pablo! No te he podido hacer un comentario en el post del cumple de Diego (guapísimo) porque solo has puesto "enlaces" y no "comentarios". Bueno, pues le felicito aquí ¡FELICIDADEEEEES! a los orgullosos papis tambien... Muchos besotes, M.

fritus dijo...

Querido compañero...traduttore tradittore que decían los italianos( creo que no lo he escrito bien, igual sobra alguna T) ...aunque lo que de verdad yo quería es comentarle lo hermosote que es su chaval de usted ...y que la mía cumple también un año dentro de 11 días, con lo que me identifico plenamente con el post de arriba ,...en el que no he podido o no he sabido introducir un comentario.

Salud, paz y Amor.

SOMMER dijo...

Pues porque lo americano es "asín".... y si no traducimos sus palabras somos mucho más "fashion".

Merche Pallarés dijo...

A este paso ya veo que llegaremos al segundo cumpleaños de Diego... Besotes, M.

Pablo Aparicio Durán dijo...

Comparto su interés y preocupación por la lengua. Regresaré a su blog cuando tenga más tiempo. Quizá le interese el mío...

Merche Pallarés dijo...

Me parece que llegaremos al tercer cumpleaños... Besotes, M.