miércoles, 3 de octubre de 2007

Una mentira incómoda

A principios de año, un grupo de científicos británicos vaticinó que este verano iba a ser el más caluroso de la historia por obra y gracia de un calentamiento global provocado por los gases de efecto invernadero. Pero llegó el estío y las temperaturas no alcanzaron, al menos en España, las alarmantes cifras que preveían los científicos, sino todo lo contrario: este año el frío al rostro no ha venido sólo en agosto; más bien no ha cesado desde el invierno, igual que la plaga de topillos.

El error de los científicos británicos ha dañado la credibilidad de la comunidad científica en general, a la que muchos han venido acusando de hiperbólica y catastrofista, y ha perjudicado, por tanto, a la imprescindible concienciación sobre el problema. Este verano, los escépticos, los que nunca se fían de los expertos en el tema y menos aún de los ecologistas de Greenpeace, han tenido la oportunidad de reírse a carcajadas de los que con mucha razón y algo de apostolado anuncian la irrupción (más que la venida) de un mundo nuevo: "Si es que sois tontos", le decía un agricultor riosecano a su comprometido hijo. "Os tragáis cada chorrada..."

Los profetas que yerran, los Anthony Blake que se atreven a pronosticar el porvenir, acaban por quedar a la altura de la bruja Lola, porque en la meteorología del futuro no hay enanos y tampoco predicciones ciertas más allá de unos días. Por eso desapareció el calendario zaragozano, pese a que era muy útil para preparar los puentes y las vacaciones de verano. Sólo que luego no acertaba nunca.

Los profetas que yerran son tomados por locos, o por charlatanes de feria. Y si un científico actúa como un charlatán le hace un flaco favor a sus propias investigaciones y a los colegas que estudian los mismos temas. Todos los que no tenían mucho interés en creer en el cambio climático se han agarrado a ese fallo como a un clavo ardiendo. Y el cambio climático no es una invención, existe de veras, como puede comprobarse, por ejemplo, en el documental de Al Gore, Una verdad incómoda, o en el fantástico artículo del National Geographic de este mes sobre la retirada de los hielos.

Pero si ustedes quieren, de eso hablaremos otro día; cuando se deshielen un poco más los polos.

16 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cierto, Pablo: precisamente los cantamañanas hacen más daño.
He leído -no soy experto- que, precisamente, una de las consecuencias del cambio climático y la desaparición de los hielos del polo es lo contrario a lo que la gente cree. No subirán las temperaturas, sino que, en las zonas de influencia de las corrientes oceánicas bajarán precisamente porque dejarán de circular las corrientes cálidas al interrumpirse el flujo por igualarse la temperatura del agua.
Alguien debería explicar bien las cosas y los periodistas trasmitirlas correctamente.
Quizá cuando se deshielen un poco más los polos...

manuel-tuccitano dijo...

Que razón llevas amigo...no me caracterizo por ser muy ecologista, aunque intento respetar el medio ambiente lo que puedo...sigo con interés las predicciones del tiempo y todo lo referente al clima y el tiempo...y todo debido a que sufrí en mis carnes las consecuencias del "niño" ¿te acuerdas? (una tremenda inundación en mi garaje: un millón de litros dijeron los bomberos.) Ya del niño y la niña no se acuerda nadie... indudablemente el cambio climático se está produciendo...pero creo que nos manipulan con interese partidistas, monetarios y demás.

El verano ha sido de lo más suavito y las grandes sequías que se avecinaban se convirtieron en aguas de borraja...ha llovido este año más que en los últimos cuatro ... Y las inundaciones que sufrimos en estas últimas semana no tienen nada de extraordinario...se han producido siempre (la estadística está ahí) lo que ocurre es que ahora se vende muy bien el mal del veciono y las desgracias...
Un abrazo

Kt. dijo...

Yo no culparía a los científicos porque me parece que la naturaleza es impredecible y les ha hecho unas malas pasadas!

Casualmente hoy, mientras caminaba hacia mi trabajo y me moría de frío me preguntaba ¿No se supone que vivo en un país tropical y está, mi ciudad, es una ciudad caliente? no me puedo explicar como la temparatura puede cariar hasta de 12ºC en un mismo día...
Tal vez se han apresurado en algunos pronóticos pero, no creo que estén muy lejos de una realidad.

Saludos Pablo.

Diego Fernández Magdaleno dijo...

La excusa perfecta...

Orleans dijo...

Bueno,creo que no es demasiado positivo eso de excitar al personal con pronósticos exacerbados,pero a algunas personas no les viene nada mal pensar que "esto"se puede ir al garete de un momento a otro.Antes nos matará algún virus extraño que ver la tierra morir..aunque muchas veces pienso que el lugar donde vivimos es un espejismo,o el fulgor de una estrella que ya no existe y de la que solo queda su brillante recuerdo.

logansanz dijo...

Bueno, lo que está claro, que el tiempo está cambiando, lo que no tengo tan claro, si es un cambio de ciclo adelantado por la mano humana, o simplemente es el hombre y sus acciones lo que lo están provocando, lo que si tengo claro es que no se va hacer nada, sólo intentar concienciar a la gente para que no gaste mucha agua y a que recicle el resto parece que no importa.

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Nunca he comprendido por qué hay gente que se toma a la ligera lo que dicen los expertos. El calentamiento global es uno de los problemas más importantes que tenemos.
Un beso chamaquete,
Álvaro

nerea dijo...

Pues sí que nos estamos cargando el planeta. Yo también tenía entendido que justamente por el cambio climatico en verano hacía más frio... o bueno... como muy bien ha explicado Pedro...

Por cierto, aunque imagino que debería saberlo por esto de ser zaragozana, ¿que es lo del calendario zaragozano? es que me ha entrado mogollón de curiosidad cuando lo he leido...

Besicos!

Jónathan Gil Guerrero dijo...

Pues si quizá cuando se deshielen más los polos, sea cuando lo tomemos en serio

Pablo A. Fernández Magdaleno dijo...

Es difícil predecir las consecuencias del cambio climático.
El calendario zaragozano, Nerea (veo que nadie es profeta en su tierra), era y es un panfletillo con la predicción de todos los días del año en toda España más algunas cosas interesantes que suelen llevar algunas agendas como el santoral.
Un abrazo.

Pato Luchesi dijo...

patonfiooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Nuria. dijo...

El calentamiento global es un gran problema, cuando empiece a subir el nivel del mar, nos enteraremos...mientras, estaremos en nuestra burbuja.

Un beso.

nerea dijo...

Uf... bien... esto...jajajajaj... ¿como es la frase? "no te acostaras sin saber una cosa nueva" jajajajaja... Gracias por la explicación, no tenía ni idea...

Besicos!

Mormo dijo...

Hola Pablo. Gracias por tu comentario en mi blog. Te devuelvo la visita, pero tengo que hacerte un par de aclaraciones que quizá te interese revisar:
Lo de que los científicos británicos fallasen en su predicción es normal. Cuando tus predicciones "ecológicas" responden a un interés económico, lo normal es que te equivoques, más temprano que tarde. Lo de que dañen la credibilidad de la comunidad científica... eso ya no me lo creo tanto. Porque NO TODOS LOS CIENTÍFICOS están de acuerdo con el tan cacareado cambio climático abrupto. Y si no me crees a mí, simplemente léete el Tercer Informe de Evaluación sobre el Cambio Climático del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático), que yo he tenido la santa paciencia de leer en más de una ocasión. Está en la red. O, si lo prefieres, busca en mi blog: allí está una entrada dedicada por completo a esta estafa y el enlace correspondiente a dicho informe: http://elmaestroarquero.blogspot.com/2007/03/la-mentira-del-calentamiento-global.html
Lo de que el cambio climático existe de veras... sí, claro que existe, pero no como nos lo quieren vender, te lo aseguro. Y ahí quería yo llegar: "Una verdad incómoda" no es más que una operación de marketing muy bien estudiada, que desmenuzo en dicho post. Y en cuanto al artículo del National Geografic, en cuanto me lo lea opinaré. Pero me suena ya que no harán un análisis global del asunto, sino interesado por quien paga el atículo... seguro...
Un saludo

Mormo dijo...

Por cierto (perdón por repetir comentario). Sugiero a Nuria que observe el aumento de nivel que tiene un vaso lleno de hielos cuando éstos se deshacen. Y que luego reflexione que el casquete polar ártico no es más que un montón de hielo sumergido en el océano. Luego que vuelva a pasarse por mi blog a leer detenidamente el artículo mencionado y, si aún le quedan ganas de creer, se de un paseo por la web del Centro meteorológico nacional y observe la reducción del nivel del mar en los últimos diez años.
Perdón por el tono, pero es que solivianto cuando veo las cosas tan claras y la gente tan crédula...

Susana dijo...

Hola Pablo, gracias por tu comentario. Un saludo desde Barcelona. Al respecto del cambio climático pienso que además de todo lo que cambia en la mecánica de la naturaleza hay algo que creo que debería hacernos pensar un poco.
Los bloques de hielo que se están descongelando en los polos llevan un montón de años ahí. ¿Cuantos microorganismos antediluvianos puede haber en estado de hibernación? dormidos... "Algún día volverán a salir unos bichos muy grandes del agua"

No se, tal vez el cambio climático cambie de forma cruel la biología marina y de rebote la cadena alimenticia... y a nosotros desde dentro, a través de las mutaciones del pescado que comemos. ¿Una paranoia? es posible...

Desde luego es para que nos lo tomemos en serio. De todos modos hace unas semanas estuve en una sesión informativa sobre normativas de medio ambiente. La verdad, en España la única comunidad que aplica la Ley de mínimos para la industria es Cataluña, en el resto de comunidades aún no han hecho la trasliteración del texto legal. Lo cual quiere decir que aún van a tardar un par de años en tener recogida en sus estatutos las normativas que marca la UE para los estados comunitarios y después ponla en practica...

Mientras los padres se pelean, el hijo se muere...