jueves, 29 de noviembre de 2007

El cambio idiomático: un ejemplo

Hace algún tiempo lanzábamos desde aquí un desesperado S.O.S. ante la prolongada desaparición de cuyo. Nuestro bienamado determinante relativo, cuya forma pronominal se perdió en el curso de algún siglo pretérito, ha debido de caer en un pozo profundo, en un agujero negro desde el que nos es imposible oír sus gritos, su preciosa voz, lo cual resulta especialmente doloroso para un vocablo.
Cuyo es el pariente venido a menos de la familia de los relativos. Pero a otros miembros de la familia les va mucho mejor. Donde es el nuevo rico, el indiano que se marchó a las Américas con los pies descalzos y un mendrugo de pan duro, y retorna a su país de origen con el coche forrado de billetes de 500 euros. Cuyo está agonizando mientras que donde está más vivo que nunca y se emplea para muchos usos que no le corresponden. Como adverbio relativo, su antecedente debe ser un lugar, pero actualmente aparece en contextos inverosímiles. Citaré un par de ejemplos que he oído o leído hoy mismo: ""Hoy es un día donde el Gobierno estará compartiendo la alegría de ver al presidente de la AVT entrando por la puerta de la Audiencia Nacional". El error es tan evidente que elplural.com y otros medios lo han corregido por "Hoy es un día en el que...". Alcaraz ha pronunciado la primera versión. Antes, a primera hora de la mañana, Carlos Herrera ha utilizado de la misma forma el adverbio relativo en cuestión, pero no puedo transcribirlo aquí porque no lo recuerdo con exactitud. En cambio sí puedo citar un ejemplo antológico que aparece en un texto de algún gobierno o instituto gubernamental (central o autonómico) que ha surgido al albur de la celebración del día contra la violencia machista: "La violencia es uno de los problemas pendientes de resolver en nuestra sociedad. Se fundamenta en una relación de poder, donde alguien trata de dominar a otra persona [...]". Así reza el texto [que luego deambula agarradito a la ortodoxia de lo políticamente correcto] con una incorrección más flagrante que las anteriores, sobre todo porque se halla en un texto escrito que ha sido dado a la imprenta y que, por tanto, ha sido meditado y corregido, cosa que no han podido hacer ni Carlos Herrera ni F.J. Alcaraz.
El donde relativo se expande a mayor velocidad que el mejillón-cebra. Es una especie autóctona que se impone a otras especies igualmente autóctonas, sólo que más torpes. Si queremos detenerlo debemos actuar para controlar el sitio que pertenece a cada cual antes de que tengamos que lamentarnos de extinciones y usurpaciones de hábitat. Contra la evolución no: contra el cambio idiomático incontrolado, castellanohablantes todos, uníos.

15 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Así nos va, así nos va.
¡Tomemos la Bastilla!

Daenyel dijo...

La verdad. Pienso que hay problemas más importantes como las faltas de ortografía y la expresión escrita.
Es cierto que el donde está mal usado en esos ejemplos que dices, no obstante, todos lo entienden.
Sin embargo, hay textos que son completamente ininteligibles y ya no solo por el uso del donde.
Hay que cuidar otras muchas cosas antes que el donde para salvar la lengua española.

Kalikrates dijo...

Y lo peor es que ese "donde" y muchas otras palabras parecidas se usan con pretensiones cultas. En otros idiomas, como el inglés hay mecanismos muy fuertes para matizar, como los "phrasal verbs",o en eusekera, donde no es lo mismo Ertzaina (el cuerpo policial) que ertzantza (un policía de dicho cuerpo), o el aleman, con el que se ajusta la expresión hasta el extremo; el castellano, en cambio, tiende a la imprecisión, a perder vocablos, a indeterminar ...
Una lástima, no sé si como para tomar la Bastilla o para resignarse, pero en todo caso un empobrecimiento.

Dulce dijo...

Gracias por tu escrita e por tan atento qué es con el mundo.
Paseo por tu blog e voy leendo tus textos qué me encantan.

Besos desde Lisboa e un bon final de semana.

Nodisparenalpianista dijo...

Pues si, una pena. A ver si lo revitalizamos.

Borja Santos Porras dijo...

Como lo vea lo pego un tiro

Susana dijo...

Pablo si te soy sincera, debería volver al cole. He olvidado muchos conceptos aprendidos.

Es curioso como la memoría aparca conceptos que no son de uso cotidiano.

Supongo que he aprendido otras muchas cosas que ocupan ese espacio mental.

¡Menos mal que tenemos grandes maestros! La pena es que los chavales no saben apreciar el valor de la cultura.

Poco a poco, lo conseguiremos. Dos profes por clase Pablo,tenemos niños hiperactivos que adolecen de falta de atención emocional. Aprenden muy deprisa, la solución pasa por captar su atención. Dos profes por materia a la vez. Aportaría a los chavales una visión de trabajo en equipo y descarga psicológicamente esa figura del maestro que les da la lata.

En fin, deberíais plantearos reinventar el sistema educativo.
Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Leo en los blogs de tus hermanos que ya ha nacido Diego. ¡Felicidades!

nerea dijo...

¡¡¡FELICIDADES!!! Ya eres papa!!! ¿que tal esta la madre?¿todo bien? ¿el nene bien?... segurisimo que si. (ya somos tios blogeros)

Muchisimos besicos a los tres.

Orleans dijo...

Lo cualo???Jajajaja.Era broma!Es cierto que pegamos mil patadas al diccionario,pero puedo prometer y prometo que esta errata nunca la he cometido.
Muy bueno el texto,de verda.Felicidades.

manuel-tuccitano dijo...

pues yo suso cuyo...es malo o está perseguido...en la facultade periodismo dan clase de Lengua y literatura???

Paco dijo...

no soy hombre de letras, pero mi mujer que lee y escribe, en más de una ocasión he oido como decia "pero quien le escribira los textos a esta gente2, en clara referencia a presentadores de televisión y de radio.

Roberto Sanz dijo...

¡Felicidades Pablo!

Omar Santos Palermo dijo...

Hace muy bien en criticar el "donde" mi amigo de fastidios. Aquí en Argentina no solo lo usan y abusan los mal hablados sino también otros que lo hacen como una tilingada culturosa que creen los pone hasta más jóvenes o más a la moda. Suena horrible, y bruto. Los políticos y periodistas son los principales "dondistas". Nunca usan "en la cual" o "en el cual".- Este "donde" mal usado cae tan indigesto como como el "de que" mal aplicado. Saludos y lo felicito por el buen texto y la defensa del idioma. Omar Santos Palermo. Argentina.

Gonzalo Javier dijo...

Hola.

Soy Gonzalo.
Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi reflexión sobre el calentamiento global.
Hasta hace poco la dejaba en blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
Ahora cree mi propio blog donde por ahora solo he publicado mi reflexión.
Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

Aca esta mi dirección de blog:

http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


desde ya muchas gracias.

Un gran saludo.